Verano y bebés, conciliar vacaciones de los niños, qué hacer con los niños cuando no tienen colegio
Los niños lo están deseando, pero cuando en junio los padres entran en pánico escuchando la palabra VACACIONES. ¿Con quién dejo a los niños todo el verano sin cole? ¿Con quién dejo a los bebés y niños en vacaciones?
En plenas vacaciones estivales muchas parejas se ven obligadas a realizar todo tipo de “piruetas” y “encaje de bolillos” para que niños y bebés estén bien atendidos. Y es que claro, las vacaciones que tienen los pequeños en los colegios no son las mismas, ni de lejos, que tienen los adultos. Así que toca sacar los calendarios y echar muchas cuentas para tener a nuestros hijos entretenidos y activos.
Muchas guarderías cierran estos meses y los colegios se despiden hasta el próximo curso y ¡ahí os quedáis vosotros estudiando la mejor de las soluciones!.
Si en cualquier momento estos más de dos meses de descanso de los chavales se vuelven complicados de gestionar, imaginaos durante una época como la actual en la que la pandemia marca toda la realidad y no hay tantas opciones de campamentos, viajes, convivencias, actividades en grupo…
Compatibilizar la vida laboral y profesional con la de ser madre o padre es muy complicado. Y esta realidad se hace más patente durante el verano. Toca hacer plannings varios y cuadrar tus horarios con los de los abuelos, la vecina, o la prima o incluso una niñera. La verdad es que es un verdadero problema que quita el sueño a muchos padres.

¿Qué hacer con los bebés y niños en vacaciones?

bebés y niños en vacaciones qué hacer con los niños en verano
Cuando los niños van a la guardería, es habitual que únicamente cierren sus puertas durante el mes de agosto, pero cuando los niños son más mayores y ya van al colegio… la fiesta dura casi tres meses. No vamos a entrar en el debate de si son necesarios tres meses para que respiren, jueguen, desconecten y sean niños… o si son necesarios tan seguidos o estarían mejor repartidos durante el curso, eso lo dejaremos para otro momento…
Ahora que ellos tienen mucho tiempo libre para hacer volar su imaginación, a los adultos nos toca agudizar el ingenio por pura necesidad. Y claro, las vacaciones en familia duran apenas unos días comparado con los casi tres meses de sus vacaciones. El momento playa y piscina para bebés será una parte de ese tiempo… Analiza y valora qué opción es la que mejor encaja contigo de todas las ideas que os proponemos.

Escuelas de verano de los colegios

La escuela de verano que organizan muchas guarderías y colegios es una de las opciones más frecuentes, que muchos padres eligen para sus pequeños. Uno de los puntos a favor es que el niño/a ya la conoce y está familiarizado con el entorno, realizan actividades variadas y la mayoría ofrecen posibilidades de escoger entre diversos horarios.
A lo largo de todo el día tienen un sin fin de actividades programadas: lecturajuegos de aguacinefútbolmúsica… Seguro que ellos se lo pasan genial, pero quizás también les gustaría tener momentos de juego libre o de descanso… y disfrutar de las vacaciones.
Además, la mayoría de escuelas de verano están abiertas durante el mes de julio y cerradas durante el mes de agosto. Para entonces ya debemos tener pensada otra opción si nuestras vacaciones laborales no coinciden con estas fechas.
escuelas de verano para bebés y niños en vacaciones

¿Con quién dejamos a los bebés y niños en vacaciones todo el verano?… Con los ABUELOS

Bebes y niños en verano qué hacer con los niños en las vacaciones de verano
Una de las opciones más habituales y de la que muchos padres solemos echar mano siempre que podemos, no sólo durante el verano. ¡Qué sería de muchos papis sin los abuelos!
Los abuelos representan una ayuda indispensable para los padres, especialmente durante las vacaciones de verano. Abuelos y nietos están esperando que llegue el momento para pasar tiempo juntos, compartir actividades, juegos y confidencias. Sin darse cuenta, nietos y abuelos, van forjando una relación muy especial, que resulta beneficiosa para ambos.
A pesar de ello, no es lo mismo disfrutar de los nietos durante una semana, que hacerlo durante dos o tres meses enteros. Y, del mismo modo, tampoco es lo mismo hacerlo por devoción que por obligación. ¿No os parece?

Cuidadora profesional para bebés y niños en verano

Ésta es una buena opción, sobre todo para los bebés y niños más pequeños. Al estar en su propia casa, los niños no tienen que madrugar y pueden disfrutar del juego de forma más tranquila.
Pero el gran dilema es escoger a la cuidadora adecuada. De hecho, todas buscamos la mejor cuidadora y es posible que les encontremos “pegas” a todas, porque… nadie te parecerá lo suficientemente bueno como para cuidar de tu hijo/a.
También puedes recurrir a una persona o familiar de confianza para que cuide de tus hijos. Si tienes la opción… ¡genial!
El problema ahora mismo es como en todas las circunstancias de nuestro día a día, el coronavirus. Meter a alguien en casa, día a día, con tus pequeños, alguien ajeno os puede generar desconfianza y dudas, aún más de las habituales, por el tema sanitario.
Son muchas las familias que durante el verano acogían a chicos/as au-pair, a los que se les proporcionaba alojamiento y mantenimiento, a cambio de ser los encargados de cuidar de los niños mientras los padres estén fuera. Estos jóvenes estudiantes, provienen de otro país, con el objetivo de aprender nuestro idioma y durante unos meses se convierten en uno más de la familia. Una buena alternativa para muchos… y además podrán aprender el idioma, dependiendo de la edad de los peques les será más o menos productivo.
Pero como os decíamos antes, esta opción durante este verano parece inviable, por las dificultades en los viajes, restricciones, protocolos covid…

Campamentos de verano para las vacaciones de bebés y niños

campamentos verano niños vacaciones

Para los niños a partir de 7 u 8 años, los campamentos de verano pueden resultar una fantástica opción. Hay campamentos de todo tipo…multiaventura, de inglés, deportivos, de fútbol, de danza, teatro e incluso de cocina. Las opciones son infinitas y los niños se divertirán con cualquiera de ellas. Generalmente duran entre una semana o diez días en los que los niños disfrutarán de todo tipo de actividades a jornada completa.

Es una buena opción temporal, ya que únicamente soluciona unos cuantos días de las vacaciones escolares.
Son muchos los papás que no se sienten cómodos con esta opción ya que a pesar de que el niño se divierte, no les gusta la idea de que duerma fuera de casa. Además en la situación actual hay muchos que no se arriesgan a dejarlos y muchos campamentos han tenido que implementar e incrementar controles anti covid. Se hacen con seguridad pero hay menos opciones donde elegir, eso sí, el verano pasado fueron seguros y éste también. Aseguráos antes de inscribirlos de cómo proceden ante esta «nueva normalidad».

Frente a las vacaciones escolares tienes muchas alternativas para mantener cubierto el cuidado de los pequeños. Es frecuente, como estrategia, que ambos miembros de la pareja no hagan coincidir sus vacaciones para poder ocuparse de sus hijos el máximo tiempo posible.

Pero… ¿es ésta la solución? ¿No sería mejor poder optar a unos horarios laborables más flexibles? Una muestra más de que aún queda mucho para conseguir una buena conciliación familiar y profesional.