Por qué mi bebé no hace caca, disquecia o falso estreñimiento del bebé
¿Y si os digo que un recién nacido puede estar semanas sin hacer caquita? ¿Y si os digo que esto es más normal de lo que pensáis? Y tiene un nombre: disquecia o falso estreñimiento del bebé.

Es posible que reconozcáis los indicadores:

Bebé inquieto después de las tomas

-Con cara de hacer fuerza para intentar hacer caca, bastante rojito.

Nervios porque no lo consigue y empieza a llorar

-Y cuando por fin consigue consigue hacer caquita, ¡sorpresa! No es una caca dura como si estuviera estreñido, sino que es una caca líquida, como todas las que hacen los recién nacidos alimentados sólo con leche.

Si reconocéis estos síntomas es muy posible que lo que tenga vuestro bebé, efectivamente no sea estreñimiento, sino disquecia del lactante. Dicho así suena como si fuera algo malo o negativo, pero tranquilidad, no le deis más importancia de la que merece.

bebe llorando no puede hacer caca blog mimuselina falso estreñimiento del bebé

¿Qué es la disquecia del lactante o falso estreñimiento de los bebés?

La disquecia o falso estreñimiento del bebé es un trastorno relacionado con la evacuación de las heces y/o de los gases del recién nacido. Puede durar días o incluso semanas y suele ir acompañado de episodios de nerviosismo, gritos, llanto, incomodidad, inquietud, enrojecimiento facial… y la ausencia de caquita. Y todo esto pone en alerta y también nerviosos a los papis.

En la mayoría de los casos, lo primero que piensan los padres es: mi hijo está estreñido, lleva varios días sin ir al baño, entonces se preocupan y acuden con el bebé al médico. Si antes de ir al médico aguantan unos días, cuando el bebé haga caca verán que ni de lejos es dura y seca en forma de bolitas (así es cuando se está estreñido) sino que en la disquecia del lactante las heces son normales, como todas las del recién nacido, blandas e incluso líquidas.

falso estreñimiento del bebé, mi bebé no hace caca qué hago

¿Por qué se produce la disquecia o falso estreñimiento del lactante?

Básicamente, por inmadurez, porque el recién nacido tiene que aprender a controlar los esfínteres, algo que hasta los dos-tres meses aproximadamente era de manera involuntaria y automática, a partir de ahora debe ser controlada, y claro, es algo nuevo para el bebé que tiene que aprender a dominarlos.

Existe pues una falta de coordinación entre la presión de la tripita para intentar hacer caca y la presión en los esfínteres. El bebé intenta apretar pero el esfínter está cerrado, por eso no puede. Básicamente, esta disquecia desaparecerá cuando el bebé controle y domine los esfínteres, y cuando él apriete, el esfínter se abra.

Cambiador de paseo portátil y plegable de Mimuselina

¿Qué podemos hacer para ayudar o evitar la disquecia del lactante o falso estreñimiento del bebé?

Lo primero que tenéis que saber es que no es gravísimo y que se pasa, en unos días o semanas estas crisis desaparecerán, mientras tanto podéis seguir algunos consejos a ver si os ayudan a calmarlos cuando estén enfadados y haciendo fuerza sin poder hacer caquita…

Doblar las piernas hacia la tripita para hacer más presión sobre el esfínter anal y lograr que vayan expulsando gases y heces.

Masajes circulares en la zona del abdomen.

Darle el pecho, así puede relajarse y que el esfínter también lo haga.

Hay muchas falsas teorías que circulan sobre cosas y remedios que podríais hacer con los pequeños y que desde aquí no os recomendamos, es totalmente desaconsejable por ejemplo usar bastoncillos, termómetros o aceites para intentar estimular el culete del bebé. Así estamos provocando el estímulo y el bebé no lograría aprender a controlarlo él solito.

Lo importante es que el sistema digestivo con la evacuación de la caquita madure, se desarrolle y empiece a funcionar con total normalidad y control por parte del recién nacido. Algunos tardan un poquito más y otros más rápido pero no os preocupéis que como máximo en seis meses la disquecia estará olvidada.

Cambiador de sobremesa para bebé

Una vez sabéis lo que es la disquecia os diré que es una consulta muy común entre las mamis a los pediatras. Y es que durante la lactancia el número de deposiciones varía mucho en cuanto a las veces, la consistencia e incluso el color. Por eso si un bebé pasa de hacer 10 deposiciones al día a no hacer en 3 días, los papis se asustan, tanto como que a veces se preguntan si por hacer 10 deposiciones en un día tienen diarrea.

Al principio como os decíamos es prácticamente tomar pecho y e ir al baño, sin solución de continuidad, como si fuera un colador, pero luego hay que aprender a controlar los sistemas. Es el conocido reflejo gastrocólico, es decir que en todas las tomas tienen la necesidad de hacer caca por eso suelen hacer de 8 a 10 veces al día. Cuando madura el intestino la frecuencia puede bajar a 4-5 veces al día.

A partir de los 2 meses, algunos pueden no hacer caca todos los días, incluso estar una semana sin hacerla pero cuando la hacen es blandita, y no dura, de manera que puede ponerse hasta arriba saliéndose la caquita del pañal. Ojo porque el cuello americano de los bebés os salvará en estos caso, si no sabéis para lo que sirve, os lo contamos en este vídeo

El niño que está estreñido es porque las deposiciones son duras y por eso también sienten dolor y dificultad para defecar. Es decir que el estreñimiento no viene dado por los días que está sin ir hacer caquita sino por la consistencia de las heces.

Cuando hagan caca es mejor que os pille bien preparados, jeje, así que ya sabéis: cambiador de sobremesa y cambiador de paseo, guarda pañales, bolsas de muda con todo preparado para el cambio, toallitas… (fijaos siempre en la composición que no lleven tóxicos, en este post hacemos un repaso por las toallitas más tóxicas y las menos tóxicas del mercado, así como en este otro de los pañales, los mejores y peores según los elementos nocivos que contienen en su fabricación)

Esto de las cacas de los bebés es todo un mundo… ¿Os ha pasado? ¿Habéis ido al médico por este problema? En mi caso lo he aprendido con Gabriela, los anteriores no tuve problemas, nunca acabas de aprender cosas nuevas con los peques…